sábado, 12 de febrero de 2011

Eclesiastés

            No llores, vieja araña. Ya HABRÁ TIEMPO DE TEJER PUDRIDEROS Y MAZMORRAS, tiempo de advertirle al tiempo todo el tiempo. Las gotas caen huecas, araña mía, y un polvo amargo se eleva hasta el cielo.

de Corriente subterrénea (2004-2010)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DECÁLOGO DEL POETA MEDIOCRE

1. Escribir de cosas hermosas no hace bueno un poema Las rosas y las joyas, estamos de acuerdo, son hermosas. Pero incluirlas en un poe...