miércoles, 18 de mayo de 2016

La frase hecha o el lugar común en la poesía contemporánea

    En mi juventud, allá por los años ochenta, era muy común escuchar entre los poetas la frase: "Debes huir de la frase hecha y del lugar común, pues no aportan nada nuevo al poema". En el siglo XXI, parece que esa premisa se ha esfumado, y los poetas jóvenes abogan por frases hechas y lugares comunes de todo tipo y temática. Las razones son obvias. Hay más lectores, pero no mejores lectores. En las sociedades modernas, existe la necesidad de una comunicación clara y simple. Es necesario emplear significados y emociones inmediatos, para que el lector pueda acceder al complejo mundo de la poesía. El poema debe ser un click, un emoticono, que en la inmediatez de su significado conmueva al lector. El origen de esta condición postmoderna del lector deberíamos buscarla quizás en otro lugar común: "Una imagen vale más que mil palabras", verdad que sin duda refleja la concepción moderna de la narrativa y de la poesía, dado que si un cuento, novela o poema no puede  ser llevado a la televisión o al cine, no es literatura, o al menos, no es buena literatura. El suicidio del pensamiento abstracto desde la esquina del cuadrilátero es un hecho irrefutable. No existe más modelo que la realidad misma. Perdonen si me aparto del tema que iba a tratar en esta nueva entrada de Los7ahorcados. En fin, el lugar común o la frase hecha se transforman en el modelo de la poesía, una poesía que no necesita de cementerios marinos, fragmentos a su imán, soledades o versiones celestes. 
     En mi adultez, me divierten las listas infames, porque reflejan el estado actual de algún asunto que me interesa, y que ya no tiene importancia o interés para los lectores o escritores, pues todos ya lo sabemos de antemano, a priori, y no es necesario profundizar en el hecho o suceso que de todos modos es relativo. El lugar común es una palabra, frase o idea considerada como un vicio del lenguaje por ser demasiado sabido o por su uso excesivo o gastado.
Presenta una o varias de las siguientes características:
  • Demuestra poca imaginación de quien la expresa. Sustituye la búsqueda de ideas originales o creativas por otras ya gastadas.
  • Evidencia ser una copia de una idea de otro.
  • Frecuentemente usado en el discurso político como herramienta de la demagogia para engañar o maquillar la verdad.
  • Simplifica una idea o concepto que quizá merecería matizarse.

LUGARES COMUNES O FRASES HECHAS
El líquido precioso
El voraz elemento
El caldo de cultivo
Coto de caza
Un castillo de naipes
Respetable público
Salir por los fueros
La aurora de la libertad
La espada de la justicia
La hora de las reivindicaciones
La hora de la verdad
Las cadenas de la esclavitud
Momento crucial
Las instituciones patrias
Los signos de los tiempos
Cerrar con broche de oro
La dignidad de la patria
La primavera de la vida
El otoño de la vida
Los signos seniles
La luz de la ciencia
Pozo de sabiduría
Amargo llanto
Deambular por las calles
Reclaman un pedazo de pan
Abandonados a su suerte
La flor de la vida
Dar en el clavo
Sacarse el clavo
Dar con el mazo en el yunque
Algo huele podrido
Vanidades de campanario
Consigna de partido
Línea de partido
Hacerse eco
El disco de oro
Floreciente cantón
Fértil valle
De grata memoria
Altas personalidades
Disfruta la paz de nuestro Señor
La paz de los justos
Valga la redundancia
Se nos escapa la memoria
Cumplió su cometido
Un silencio de tumba
Algo huele podrido
Pasar las de Caín
Más viejo que Matusalén
Trabajar sobre tierra mojada
Caer sobre tierra arada
Los que padecen sed de justicia
Alegrías navideñas
Año nuevo, vida nueva
Hecho unas pascuas
Embarga nuestro espíritu
Calor humano
Sonrisa a flor de labio
Postrado por la dolencia
Afrontar el dolor físico
Vicisitudes de vida
Magno acontecimiento
Mercaderes del odio (dolor)
Sin miramientos
Escena dantesca
El infierno del Dante
Ser un Quijote
Sentida demostración de duelo
Labios purpurinos
Eximio escritor
Talle gentil
Rubios cabellos
La gota que hizo rebasar la copa
Abrir el corazón
Valle de lágrimas
Un sordo rumor
Febril impaciencia
Los medios políticos
Sumido en un mar de confusiones
El mar enfurecido lucha contra las rocas
Los acordes finales
Viento en popa
El peso de la ley
Tras las rejas
Azares del destino
Caprichos del destino
La madre naturaleza
Sin distingo de razas, credos y costumbres
Caer aparatosamente
Voraz incendio
Copiosa lluvia
Mejillas sonrosadas
Esbelta figura
Añosa arboleda
Carne de cañón
Arrancar aplausos
Dientes de perla
Lágrimas amargas
Fuente fidedigna
Cólera implacable
Económicamente débiles
El fondo de las cosas
La serpiente del deseo
Estar inmerso
Las tinieblas de la ignorancia
Con el rabo entre las piernas
Al rojo vivo
Seguir los pasos
Lecho blando del arroyo
Subírsele a la cabeza
Lágrimas vivas
Hasta las heces
En pie de guerra
Llover a cántaros
A flor del labio
La espada de Damocles
La tele de Penélope
La manzana de la discordia
Beberse la cicuta
El beso de Judas
Fue un Waterloo
La caja de Pandora
Un triunfo pírrico
El talón de Aquiles
El hilo de Ariadna
Todo está consumado
LOS LUGARES COMUNES EN LA POESÍA CONTEMPORÁNEA
Maniobras propias de un suicida
Los ríos del dolor
El vacío de tu boca
Los gastados celajes del regreso
Callar mi angustia
El rumbo apagado de la existencia
La esperanza de otra despedida
El arrullo incesante del mar
Alimentarse de cenizas
La alta bandera de la noche
El estruendo de un relámpago
La combustión de tus piernas
El temor de una alianza
Entre charcos de cerveza lloraré
La sangre de los siglos
El olor a cigarrillo encima de la ropa
Cuando veo caer un segundo
Rompe la camisa de fuerza
Un torrente de imágenes
El peso del universo
Las ventanas trasparentes
El hierro fundido de tus labios
Estampidas de palabras
El pozo de la saliva
La llama verde del corazón
El filo de una navaja
Dependencia etílica
Un cuarto lleno de espejos
Fumar como los hombres
Los brazos de ladrillo
El buzón de los reproches
Como una película muda
El peso de los años
La hora del silencio
Espíritus indomables
Poner la otra mejilla
Dios castigador
La fuerza de las águilas
La proximidad de los cuerpos
Sigue la escena cursi
El tótem de la vergüenza
Los siervos menguados
La barra de la antigua cantina
Cima de montaña
Los juicios de Dios
Caber en la palma de una mano
El asombro de la oscuridad
Una mueca de horror
Los límites precisos de un espejo
Los hilos de esta alegría inventada
La huida de los años
Novia plantada en el altar
La nitidez de unos ojos dulces
El negro agujero de la confusión
La boca de los muertos
El borde de la cama
El sabor de una cicatriz
La nostalgia del viaje
La intimidad de un dolor
El paso de los años
El murmullo de la sangre
Los designios de Dios
Los días contados
Los descosidos del amor
Del placer al horror
La semilla del mal
La marea de la sangre
Una torre de marfil
Un cine de tercera
Escondido bajo las sábanas
El largo camino de la entrega
El callejón de la muerte
El cuerpo mutilado del olvido
Guardar bajo llave el recuerdo
Una mirada de lástima
Estar solo o mal acompañado
La ruta del borracho
Recordar mejores tiempos
El sendero de la voz
Todas las batallas perdidas
Las viejas orillas de la noche
Las mentiras del tiempo
El rostro del canto
La hora de la muerte
La paz del sueño
El tétrico rincón de un bar
La quietud del aire
Alzar la voz en el ágora
El poder de las olas
Hay dos caminos a elegir.
La punta sutil de mi cariño
El vencedor reclama su premio
Las raíces del sueño
Un príncipe azul
Fuego de amapolas
El desprecio ajeno
El espacio infinito de tu cuerpo
El asco en los ojos
El aroma de la noche
Indiferencia al corazón
Sociedad de mierda
Esperanzas de cartón
Los recuerdos de la vida
Las hojas marchitas de su gloria
Llanto de la vergüenza
Se masturban resignados
en la cama de un motel
Salir con el odio en brazos
Las llaves del olvido
El clamor de la violencia
La gota de sangre
La memoria de los guerrilleros
La dulzura de las navajillas
La alegría cotidiana
El aliento alcohólico del olvido
Las fauces del amanecer
El ojo de la noche
La botella vacía de cerveza
Las puertas del viento
El momento inmóvil del amor
El alma intacta de las cosas
La sangre de los mártires
La certeza de la sangre
El intacto misterio del polvo
La brisa ondulada de tu cabello
El centro asombrado del frío
La memoria de los caminos
El límite transfigurado de tus sueños
El signo constante de tus brazos
El epicentro de un desastre universal
Carreteras asfaltadas de esperanza
La conservación de la especie
El más oscuro rincón de la noche
Esa noche de oscuridad luminosa
El aroma de tu cuerpo
Cosas de la vida
La oscuridad del día
El universo es infinito
Suerte que tengo sin tenerte
Tus frágiles manos
La selva de tu mirada
Perfume de mujer encarcelada
Amores clandestinos
Unas piernas espigadas



 NOTA: Úselos a su gusto en poemas, cuentos, novelas, obras de teatro, ensayos. Recuérdelo muy bien, las frase hechas y los lugares comunes no existen en la realidad, son solo percepción de un lector que ha comido demasiados ilustrados,