martes, 22 de febrero de 2011

Crepuscular

       Altura baja a corazón la máscara, pasea por el ojo, al atardecer cuando bailan las golondrinas y evaporan la carátula del reloj. Altura dice risa, cuenta acertijos a los transeúntes, conoce a non persona grata, los eucaliptos populares y las marismas de la multitud. Altura escucha el teléfono nórdico. Altura se extravía en campo abierto, cuando sierpe aúlla y todo se condena a la oscurana.

de Corriente subterránea (2004-2010)

2 comentarios:

  1. Estimado Poeta Cristian Marcelo:

    Original, raro... poema con muchas vertientes, rico en sensaciones y evocaciones en esta tarde tilaranense, llena de sol y viento.

    Abrazos,
    Frank.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Frank, aquí buscando un rumbo, una pesadilla, un sueño.

    ResponderEliminar

Nimbostratos o la poesía como liturgia

…la «modernidad» presuponía que el arte era progresivo y, por consiguiente, que el estilo de hoy era superior al de ayer... Erick Hob...