domingo, 31 de octubre de 2010

Luis Kleiman: La poesía místico-científica

Luis Kleiman Mermelstein (1948-1999, Costa Rica) Ejerció el periodismo en "La palabra de Costa Rica" de Radio Monumental, fue corresponsal del diario La Nación en Brasil. Fue fundador y director del periódico ANAJNU. Fundador y director del programa radial KOL HA-SHALOM en la radio de la Universidad de Costa Rica.Algunas de sus obras son: Mis primeros salmos (Poesía, 1970) Opus cero: Sinfonía teórica (Poesía, 1982) Ritual Salobre (Poesía, 1988) Meditaciones y creencias (Poesía, 1998).
La poesía de Kleiman se ubica insólitamente en la primera postvanguardia, formada por aquellos poetas nacidos entre 1938-1948: Jorge Debravo, Laureano Albán, Julieta Dobles, Marco Aguilar, Mayra Jiménez, Juan Antillón, Alfonso Chase, Rodrigo Quirós, Germán Salas, Carlos de la Osa, Guillermo Sáenz Paterson, Elliette Ramírez, Rosa Kalina y otros. Para esta generación el mundo es una realidad política, una axiología moral edificada sistemáticamente por la circunstancia social. El hallazgo principal de los nuevos poetas consiste en señalar la condición política de la realidad, y en reconocer una función específica del ejercicio literario: testimoniar la historia, sin otra mediación que la vehemencia y un conjunto básico de principios humanísticos: solidaridad y fraternidad entre los pueblos oprimidos. La historia y el diario acontecer se convierten en las principales fuentes y tópicos de esta poesía; así como la patria, el pueblo, el compatriota, el soldado, la amada, el obrero, el campesino, el proletario en general. De esta percepción política-social, se deriva la vuelta a lo primigenio, el erotismo de la madre tierra, la utopía y la creación del nuevo paraíso. El sistema retórico de esta generación se funda en la simplificación expresiva del lenguaje poemático, el empleo del discurso coloquial, incluidos los giros y el léxico popular, la vehemencia y la exhortación como recursos expresivos; cierto prosaísmo sin abandonar algunos rasgos vinculados a la poética tradicional, como la rima, el ritmo y la métrica 1. Un desarrollo mayor de la poesía social o testimonial se alcanza en la década de los setenta y de los ochenta, entroncado con el realismo sucio de los noventa y principios del siglo XXI.
Luis Kleiman introduce el experimentalismo y continúa con la experiencia místico-erótica en la poesía costarricense La poesía experimental española nace a principios de la década de los años sesenta como un intento de asimilación del legado que dejaran las primeras vanguardias para, de una vez por todas, superar el aislamiento de la cultura franquista y restituir el perdido espíritu de renovación de los lenguajes estéticos que aquéllas propugnaran como máxima aspiración del trabajo artístico. En un primer momento, el origen del movimiento cabría situarlo en la actividad llevada a cabo por Julio Campal y el grupo de jóvenes artistas que lo rodeaban. Campal, poeta hispano-uruguayo (1934-1968), se dedicó fundamentalmente a la difusión de las poéticas vanguardistas de principios de siglo, utilizando como medio la organización de conferencias y debates públicos donde los más inquietos podrían reencontrarse con unas concepciones estéticas que en la España del tardofranquismo se consideraban muertas y enterradas 2. Sobre todo en Opus Cero: sinfonía teórica, Luis Kleiman experimenta con una poesía cercana al futurismo y a las tentativas del experimentalismo. En sus poemarios Ritual salobre y Meditaciones y creencias se decanta por un misticismo con influencias modernistas.


III LÓGICA

a Samuel Rowinski, amigo de las letras

La oposición de los magnetos,
dividos, separados,
amparados en sus polos disidentes,
causa la anulación de las fuerzas.

Y en el núcleo,
equilibrado el movimiento,
por inercia,
decrece hasta la muerte,
la multiplicación de los verbos.

OPUS CERO: SINFONÍA TEÓRICA

Titulando poemas a lo largo del río,
el poeta molecular del presente,
prende sus criterios narcóticos
en la estructura craneal de la mañana.

Igualmente,
la carótida sensual
y la yugular abultada de la risa,
y el trigémino variable de la sensación,
y los albures semánticos de la insistencia,
amanecen en sueños periódicos,
clasificando bibliotecas,
detenidas en el rumbo del ángulo.

Más allá,
el paroxismo adulterado se esculpe
en la materia inorgánica del espejo.
Y en las rotas retículas apareadas,
acomoda vicios, la esperanza.

El universo cotidiano,
bucólico, elegantemente ausente,
agónico, riguroso, didáctico,
empírico, boreal,
enseñoreado en longitudes,
eructa diálogos en soledad.

de Opus cero: Sinfonía Teórica

La piedra que nos precedió

Construíamos el sueño
con solo llegar a la piedra que nos precedió:
a la piedra mutándose en los labios de la memoria.

¿Acaso un simple vapor silenciado por el aire
hizo que olvidaras las arenas?

Los pasos se han desdoblado;
al olfatear la sal que te sostiene el corazón.

Te conoció la lluvia antes que el sol,
antes que la madera roncara bajos tus pies.

Estabas en la intimidad de los bosques
custodiando lunas inmensas en el espejo.

Y nos arrodillamos junto al rostro del río
hasta anudarnos en una misma sed,
sin evadir entonces la piel del cielo.

de Ritual salobre

Ebriedad

Tus crepusculares labios esbeltos
son selvas anheladas que rugen en la ebriedad
de tu calidad cabellera.

Y hundes tus uñas de mármol
en los corales libidinosos de mi piel
que como tallo azucarado,
se retuerce junto a las sales de tu cuerpo.

Recuerdo el musgo y el eco inerme
de la tierra madura de nuestros genitales.

Recuerdo el deshielo de tus dedos
en cada caverna de mis glaciares.

Y la memoria encendida en una lágrima.

O la ceniza que entibió vides y helechos
con sus briznas martirizadas.

Estabas borrosa, fantasmal,
entre la leña y la humareda que santificaba
tu piel en los tatuajes de la espiga.

Solo tus senos libres liberan mi martirio
que se funde en tus entrañas.

Solo tus ecos hundidos en mi vaso
crean el soneto de una lira en trance.

El grito rabioso de tu barro resguarda
la insurgencia de mis espamos,
el último forcejeo de mis regazos,
la noche esclavizada por mis asaltos.

de Meditaciones y creencias

La poesía de Luis Kleiman representa un campo de conocimiento infinito, de cómo actúan las tendencia sdominantes sobre el espacio literario, ámbito que ha cambiado de máscara en los últimos cincuenta años, pues en esencia no ha cambiado de rostro.


1 Monge, Carlos Francisco. (1992) Antología crítica de la poesía de Costa Rica. San José: Editorial de la Universidad de Costa Rica, p. 28-32.
2 Fernandez, Juan Carlos (2010) La poesía experimental en España.  Recuperado el Noviembre 15, 2010 de http://members.fortunecity.com/mundopoesia2/articulos/poesiaexperimentalenespana.htm

martes, 19 de octubre de 2010

Retrato de muchacha anglosajona sin música

Está sentada hablando,
Está sentada hablando en una silla,
Está sentada hablando en una silla
Con quien podría ser su amante o su fantasma.
Está sentada hablando en una silla,
Ya tarde,
Un pez de cobre navega entre sus piernas.
Está sentada en una silla hablando,
Cuando una gota estalla sobre el piso,
Gozosa o desabrida.
Está sentada hablando solamente,
Afuera el frío tropieza
Y orina en una esquina.
Está sentada hablando en una silla,
Adentro,
Alrededor,
Abajo,
Afuera se saluda la nada con el caos.
Celebramos por fin tu cumpleaños.
Está sentada hablando en una silla,
En una silla está sentada,
En una silla, hablando, está sentada,
Como un espejo que se rompe,
Siete años, no más,
De mala suerte,
Es un gusto oírte, hasta mañana,
Ya no te mueras, por favor,
No digas nada...

de Corriente subterránea (2004-2010)

lunes, 18 de octubre de 2010

¿Cuándo vendrán los piratas?

¿Y que será de nosotros sin bárbaros?
Quizás ellos fueran una solución después de todo.
Konstantino Kavafis
Nadie le dijo al Gobernador
Que pronto llegarían los piratas.
Nadie le dijo que los piratas buscan
Riquezas sin sentido,
Que violan, queman y arrasan la eternidad.
El niño le pregunta a su padre:
¿Cuándo vendrán los piratas?
Pero los piratas ya se habían llevado
La plata y el oro,
Ya no había nada que llevarse,
Por eso la gente vivía
bajo el límpido azul de cielo.
Nadie quiso confirmar la noticia,
Ni el señor Presidente,
Ni la cámara de Diputados.
Nadie sabía a ciencia cierta
Si vendrían los piratas,
Pues el cielo era claro y gracioso,
Y los indios habían desaparecido
Tras las montañas y el alcohol.
El niño volvió a preguntar:
¿Cuándo vendrán los piratas, papá?
Pero los piratas han vuelto a sus islas secretas,
A sus corporaciones,
A sus mega ciudades,
Lo único desean ahora es el agua,
Las plantas y las playas,
Y la humedad tropical de las muchachas.

de Corriente subterránea (2004-2010)

domingo, 17 de octubre de 2010

Cámaro nocturna

Espero curarme de ti en unos días.
Jaime Sabines

No sé cómo curarme de ti en estos días.
Salgo del night club
y entre las piernas de Mariana
no encuentro la delicia...
Cada noche me arrastro por la acera
como un ciempiés herido,
y un pájaro violeta
me come las entrañas.
No sé como curarme de ti en estos días.
Las risas y sonrisas
son máscaras afines.
Fumo interminablemente ebrio
y mi llanto es
un hipopótamo amarillo.
Cada noche me sumo a la desgracia,
y cada bailarina,
cada cerveza juguetona
no llena el vacío perfecto
y tambaleante.
No sé cómo curarme de ti en estos días,
lo he intentado todo:
putas,
      ninfas
          odaliscas.
Y nada logra curar la sed que me dejaste,
mis labios están secos
como un desierto roto.

de Corriente subterránea (2004-2010)

martes, 12 de octubre de 2010

Confesión pagana

Todo fue consumado.
Los niños ya no eran niños,
el miedo florecía en los vasos bizantinos,
las calles desiertas
mostraban al mundo
la decrepitud de los dioses.

Ahí estaba –lo juro – acariciando la belleza,
porque sabía que el placer es bello,
y la delicia, golosa,
y la luz, un ángel que concibe
la embriaguez en los cuerpos.

No me había dado cuenta:
el horror exhibía sus dientes amarillos,
y la gente corría de un lado a otro
sobre gritos y fantasmas.

Adentro, los labios probaban el dulzor
sobre sábanas domesticadas,
y se alargaba la dicha
sobre una sombra suculenta.
Nos entregábamos al placer que,
de algún modo, era prohibido,
lapidado por un dios, triste y arrogante.

de Corriente subterránea (2004-2010)

martes, 5 de octubre de 2010

Postal

No descansa la noche.
Anda suelta
y la ciudad extraña los muslos
y el violeta culebrea en las faldas.

Los pequeños animales salen de sus escondrijos
y la noche los acaricia,
los mima,
les da miel de gato
y galletas desabridas.

La noche duerme el sueño ebrio,
la miasma de la sierpe;
la antigua,
la que orina sobre cuaresma y fetiche,
dándose un largo beso torpe.

Los animales de cuatro patas,
de ocho colmillos,
salen de sus agujeros
y le ladran a la noche de los insomnios voraces.

La misma que descansa en el sillón
y da vueltas por la casa
y se dirige a un cuerpo incierto.

de Corriente subterránea (2004-2010)

sábado, 2 de octubre de 2010

Cielo nocturno

Y tú, cigarro…y tú, humo fundamental, cadáver, esqueleto de orangután, vieja bacinica. Cae en ti la torpeza, la suciedad del mundo. Y a ti que pulga te pica el abrigo gris. Sabes, pequeño indigente, que un alma de Dios gusta de las piedras. Probaste el amor a la masa y te dio asco… Y tú, fuego de estrella, de cometa, huracán o tenedor. En catre deseaste yacer con la más puta de todas… Deseaste arrancarle la cabeza a tu muñeca de porcelana, quemar el cielo con un cerillo y una sonrisa franca... Al fin y al cabo, sentiste que no valía la pena el humo fundamental que arrojabas a mi cara.


de Corriente subterránea (2004-2010)

viernes, 1 de octubre de 2010

Citadina

La ciudad se anuncia en las vitrinas,
por el bulevar sale a pasear
con un niño de la mano.
Está sucia, pero muy tarde
se lavó el hollín en la fuente de relojes.
No pinta nada bien el tiempo en la ciudad,
aunque anda descalza y en harapos,
le gusta espantar los pajarillos.
Tiene algo de mujer en cinta.
Está sensible
por el nuevo basurero de los parques,
porque llega Navidad con su marido.
La pobre vieja celebra un cumpleaños,
en honor al alcalde y su corte de gorriones.
Será la reina de la fiesta,
y en pocos días barrerán anuncios y mendigos.
Sólo los niños podrán vender
sus chicles y sus flores,
tendrán permiso de pedir en las esquinas,
después que se vayan a su casa,
después no quiere verlos por sus calles.
Mi ciudad se arregla su vestido,
le queda grande porque es un regalo,
le queda chico cuando salen al desfile.
No te preocupes, pobre vieja,
te pondremos un traje de azahar,
de veras, estarás bonita,
cuando tengamos que meterte en un asilo.

de Corriente subterránea (2004-2010)

Generaciones poéticas costarricenses 2.0.

LAS GENERACIONES POÉTICAS DE COSTA RICA           Esta propuesta de clasificación generacional considera que las generaciones literar...