sábado, 12 de marzo de 2011

Melancolía

Lluvia y montañas, tanto aliento y él, Cerbero, puerta a puerta. ODI ET AMO. Altar, el cuerpo, y esta estación en reposo aguarda un colmillo no deseado. Cantar a Maldoror, estos viejos huesos, esta estridencia, este ponerse los zapatos. Chasquea el aire, un dedo, mil dedos, diez mil dedos, siempre el uno. Allá, acá, acullá, suelto las grullas y camellos…

de Corriente subterránea (2004-2010)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nimbostratos o la poesía como liturgia

…la «modernidad» presuponía que el arte era progresivo y, por consiguiente, que el estilo de hoy era superior al de ayer... Erick Hob...