lunes, 22 de noviembre de 2010

Memoria del abuelo

Al parecer no he muerto,
tengo el rostro hueco y la mirada filosa.
No… no he muerto. Me lo dice el tío Manuel
que se emborracha con whisky y salmón,
me lo dice el abuelo,
y también el canario de madre,
que hace días, está tieso en el tiesto.
Si miro así es porque estoy seco y triste,
hasta el hartazgo de sueños.
Vivo en un pequeño apartheid,
con muertos de niebla y libros ruidosos,
con famosos sin fama
y un perico enloquecido por las tuberosas.
Embadurno las paredes con retratos añejos
y agonizo de pereza
y me siento feliz de estar soñando
sobre una silla rota.
No estoy muerto, en verdad, no estoy muerto.
Pero, cómo es posible,
si ya me había acostado en el sepulcro,
feliz de saber que solo fantasmas
llaman a mi puerta.
Al parecer no estoy muerto,
tengo las manos como seda o jabón,
la mirada flaca y el rostro lleno.
Repito los mismos gestos de hace treinta y tres años,
y mi abuelo en su tumba me dice
que seguimos muriendo.

de Corriente subterránea (2004-2010)

4 comentarios:

  1. Estimadísimo Poeta Cristian Marcelo Sánchez:

    Excelente poema de pasmosa originalidad e imágenes sorprendentes, muy tuyo, como todo lo que nos das: derroche absoluto, maestría en la pluma; y no me canso de repetirte que con 25 o más textos como estos obtienes un premio importante (eso, si el jurado es honesto, dificílmente en estos días, pero se da, lo digo por experiencia. El secreto es mandar y tener fe en lo nuestro).

    Hace como 12 días mi disco duro se me fundió (pero no el de la jupa, aún no...), pero tendré otro en poco tiempo y podré venir más de seguido por acá (no me gustan los salones de internet).

    Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

    Frank.

    ResponderEliminar
  2. Mar y noche, oponen sus restos y desde ellos, resucitas. Al revés de la vida, otra vida es escrita. En toda superficie, la profundidad cohabita. Es imposible leerte sin sentír el llamado de otra línea. TQM.

    ResponderEliminar
  3. (te dejo también aquí respueta a tu comentario en mi blog).

    Estimadísimo Poeta Cristian Marcelo Sánchez:

    ..."en estos días grises". Sí, amigo Poeta: días grises por dentro y fuera del alma. Mas hay que luchar por lo que tiene solución, por lo irresoluble no preocuparnos. Esta vida no es lecho de rosas para nadie en este planeta: hasta el rico padece terribles problemas que tú y yo afortunadamente no conocemos. Hay que ir tirando del carro, ojalá cantando y silbando, haciéndonos los felices, que ella (el pequeño pez de la felicidad, como le llamo) viene solo a los individuos de actitud edificante y con sentido del humor ante la vida (ese es un gran legado de mi padre: "el que canta su mal espanta").

    Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

    Frank.

    P.D. Ahora en vacaciones escolares, pues mi pulpería baja sus ventas casi a 0, trataré de ir durante el día a la capital. Podemos compartir un poco y me regreso a "Náralit" en el último bus de las 18:30 hras. Ya te avisaré.

    ResponderEliminar
  4. Me gustó mucho el juego, pensé en un instante que hablaba el abuelo...

    Saludos.

    ResponderEliminar

Generaciones poéticas costarricenses 2.0.

LAS GENERACIONES POÉTICAS DE COSTA RICA           Esta propuesta de clasificación generacional considera que las generaciones literar...