domingo, 17 de octubre de 2010

Cámaro nocturna

Espero curarme de ti en unos días.
Jaime Sabines

No sé cómo curarme de ti en estos días.
Salgo del night club
y entre las piernas de Mariana
no encuentro la delicia...
Cada noche me arrastro por la acera
como un ciempiés herido,
y un pájaro violeta
me come las entrañas.
No sé como curarme de ti en estos días.
Las risas y sonrisas
son máscaras afines.
Fumo interminablemente ebrio
y mi llanto es
un hipopótamo amarillo.
Cada noche me sumo a la desgracia,
y cada bailarina,
cada cerveza juguetona
no llena el vacío perfecto
y tambaleante.
No sé cómo curarme de ti en estos días,
lo he intentado todo:
putas,
      ninfas
          odaliscas.
Y nada logra curar la sed que me dejaste,
mis labios están secos
como un desierto roto.

de Corriente subterránea (2004-2010)

1 comentario:

  1. Hay cosas que no se dejan curar, y las imágenes, por más apetecibles o aparentes, tienden a compartir un sufrimiento, si no considerado colectivo, aparentan serlo. Un abrazo, como siempre, un gusto leerte.

    ResponderEliminar

Nimbostratos o la poesía como liturgia

…la «modernidad» presuponía que el arte era progresivo y, por consiguiente, que el estilo de hoy era superior al de ayer... Erick Hob...