viernes, 12 de febrero de 2010

Una Noche

La habitación era pobre y vulgar,
escondida en los altos de la taberna equívoca.
Desde la ventana se veía la calleja,
estrecha y sucia. Desde abajo
subían las voces de unos cuantos obreros
que distraían su tiempo jugando a las cartas.

Y allí sobre un lecho barato, miserable,
el cuerpo tuve del amor, los labios
voluptuosos y rosados de la embriaguez--
tal embriaguez, que aún ahora
cuando escribo ¡después de tantos años!
en mi casa vacía me embriago de nuevo.
Kavafis

1 comentario:

  1. Poeta Sánchez:

    Gracias por traernos este texto.

    Siempre Constantin Kavafis, quien no publicó en vida un libro de poemas. Mas no hacía falta: cada poema de él es un libro.

    Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

    Frank.

    ResponderEliminar

Acerca de Posesiones de Lorena Vargas Mora

La poesía de Lorena Vargas Mora es una poesía concisa, sencilla, evocadora, capaz de atrapar el instante y la memoria. En ella, nos habl...