viernes, 16 de enero de 2009

Crítica objetiva / Crítica subjetiva

La crítica literaria es un ejercicio de fuerza entre un lector -digamos inteligente- y el texto de un autor -también inteligente-. El lector -creo yo- trata de poner en crisis el discurso, de esta surge el juicio; un significado alternativo, si la crítica es objetiva. Pero, si la crítica además de determinar las relaciones del texto con el autor, el género, la época, la estética, el lector, los intertextos, etc; expresa una postura sentimental sobre el discurso, entonces surge el delirio del gusto, lo personal se impone a lo universal, una crítica subjetiva, tan necesaria y tan vilipendiada por la crítica. Cada vez que leo un comentario sobre un libro de poemas, de cuentos o una novela, siento un terrible hastío: es un texto lleno de mitos, de mitos modernos que alimentan tanto nuestra voluntad de vida como nuestra voluntad de muerte. La hipocresía, el desamparo, la falsa belleza, el consumismo, los rostros oscuros de la ciudad, la experiencia de la futilidad, el tedio, el amor o el deseo de amor, la esperanza de trascender, se tejen en uno y otro poema y se destejen en el lector a través de sustantivos y adjetivos fuertes, opacos, lacerantes. Este fragmento lo explica todo. No me dice si el texto le gustó al lector o por qué le gusto al lector, simplemente hace una enumeración de temas, una o dos referencias sacadas de la filosofía y la literatura griega, para terminar en una metáfisica de palabras vacías.
Una crítica objetiva no educa al lector bajo, ni al medio, ni al alto. Hablo claro está de estatura. Por esta razón, única razón; este blog comenzará en sus próximas entregas por una crítica subjetiva de la poesía costarricense. ¿Qué se debe leer? ¿A quién se debe leer? ¿Qué aporta tal o cual autor a la literatura nacional? ¿Hay grandes poemas que recordar? ¿Por qué deberían ser recordados? En todo caso, una revista de la actualidad literaria y no de la actualidad de la silicona.

2 comentarios:

  1. Me adhiero plenamente a esto. Aparte de todas las elucubraciones que uno puede hacer, y que son necesarias, también es válido y necesario una toma de posición, una crítica subjetiva (¿cuálno lo es?).

    ResponderEliminar
  2. Sigo de necio, pues como veo que te interesa el tema de la crítica, y asumo que el ensayo, te invito a leer dos de los textos que al respecto pues hace tiempo en el blog:

    http://asterion9.blogspot.com/2008/08/de-la-necesidad-de-la-crtica.html

    http://asterion9.blogspot.com/2008/07/del-progreso-del-arte.html

    El punto flaco de nuestra literatura, como decía Paz, sigue siendo la crítica.

    ResponderEliminar

DECÁLOGO DEL POETA MEDIOCRE

1. Escribir de cosas hermosas no hace bueno un poema Las rosas y las joyas, estamos de acuerdo, son hermosas. Pero incluirlas en un poe...