miércoles, 25 de mayo de 2011

Espera

Los miércoles espero como el poeta en el parque.
Es verano y como siempre,
Se respira una dulce calma,
Una calma dulce.
Pasa la gente con los ojos muy abiertos,
Como si fueran a encontrarse con una esfinge.
Los árboles susurran poemas modernistas
Y en sus raíces, porque sí y porque no,
Juegan los niños.
Espero solamente como el poeta en el parque.
La tarde va diciendo sus colores,
Y en cada rama,
En cada nube,
Una viuda o un petirrojo,
Han hecho nido.
Todo está en calma. Todo está abierto.
Y el corazón lo siente,
Y el cerebro se extraña,
Y una alegría nueva, recién salida del horno,
Salta de rama en rama,
Y se es feliz porque el mundo
Está detenido.
Luego llegas y abrazas un fantasma que espera,
Una sombra que huye,
Un aroma que piensa,
Y te das cuentas que dura es la vida
Y duro es vivir,
Buscando una forma de saciar el deseo.

Todo pasa en los espejos (2011)

2 comentarios:

  1. Poeta amigo Cristian Marcelo Sánchez:

    Ya mis manos no pueden aplaudir más. Estoy exhausto de pegar urras y más urras, brincos de chimpancé y alguna que otra levitación al tenor de tu magnífico poema, que veo, es parte de "Todo pasa en los espejos", jolines: viene algo grande tuyo! No creas en las fáciles lisonjas que no las echo. Palabra de poeta.

    Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

    Frank.

    ResponderEliminar
  2. Espera que permite el encuentro entre el poeta y la naturaleza, para que de esta conjunción nazca el poema como personaje, como un grito de mutua necesidad.

    Me gustó, Cristian. Saludos.

    ResponderEliminar

Nimbostratos o la poesía como liturgia

…la «modernidad» presuponía que el arte era progresivo y, por consiguiente, que el estilo de hoy era superior al de ayer... Erick Hob...