martes, 15 de junio de 2010

XIII

Hoy me duele, mujer, hasta la brisa,
hasta el sol siente frío en esta casa,
la caricia como el beso se hace escasa,
y me duele la tristeza y la camisa.

Hoy no sé dónde puse la sonrisa,
y en la calle, tu sombra ya no pasa,
solo el frío del tiempo es quien me abrasa
como llama de cirio en una misa.

No recuerdo el calor de tu presencia,
ni la dulce alegría atolondrada
de tu boca que me tiene en penitencia.

Está fría mi alma como un pozo,
y en él esta tristeza alucinada
es ruina, naufragio y destrozo.

de Cuaderno de galanterías (2006-2010)

4 comentarios:

  1. Poeta amigo:

    Qué expresión antigua en las 14 rejas de un soneto! Magníficos galanteos, así enamorarás a muchas y nos prendarás como lectores con tus poemas!

    No había visto la remodelación, también excelente!

    Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

    Frank.

    ResponderEliminar
  2. Estimado Frank: muchas gracias, por tus comentarios, es un honor tener un poeta de tu estatura en este humilde blog.
    Un fuerte abrazo fraterno
    de tu amigo
    Cristian Marcelo

    ResponderEliminar
  3. Pues que bonita sorpresa, y en hora buena que el soneto sigue vivo en tu trabajo y por defecto en nuestra literatura...

    Esperando que no me lo tomes a mal, es evidente lo que sacrificas en contenido cuando escribes desde dentro de la forma.

    ResponderEliminar
  4. Estimado Germán: en realidad, no se sacrifica contenido,sino la facilidad y la sencillez con que se escribe el verso libre.Para nuestro querido Chico era un ejercicio, para mí simplemente poesía. Hace años que no escribía poemas rimados, porque hay que hacer un esfuerzo muy superior para encontrar la medida, el ritmo y la rima.
    Un fuerte abrazo de tu amigo

    ResponderEliminar

DECÁLOGO DEL POETA MEDIOCRE

1. Escribir de cosas hermosas no hace bueno un poema Las rosas y las joyas, estamos de acuerdo, son hermosas. Pero incluirlas en un poe...