martes, 6 de marzo de 2012

Idiota

Qué hacés.
Qué decís.
Putizorra. Percanta.
Me has herido.
Me has enmuertado el corazón.
Legal. Me troleaste.
Ni lágrimas pal pinto.

Mala nota.
Putizorra. Percanta.
Y yo que pensaba: "Promete".
Pero no hacías otra cosa
que pegar hueco.

Y ahora, sombreado,
foreveralone,
me cago en tus palabras.
Tu amor fue paqueteado
y la vara se me pudrió
por pega.

Manda la parada. Putizorra.
Andarás con un guineo,
haciendo el papel.
De por derecho,
vas jalando, esquinera.

Ahora que estoy crudo,
la pifiaste con ese mamón.
Estás miada, percanta,
y si por las dudas no te has dado cuenta:
mameluco el tuco,
idiota.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DECÁLOGO DEL POETA MEDIOCRE

1. Escribir de cosas hermosas no hace bueno un poema Las rosas y las joyas, estamos de acuerdo, son hermosas. Pero incluirlas en un poe...