domingo, 25 de abril de 2010

Lamento lagrimoso

No hay verdad más dulce que las lágrimas: 
hay lágrimas de cocodrilo y codorniz, 
hay lágrimas salobres a la mañana  
y en la medianoche,
que bajan por mejillas,  
bañadas de rubor y pelos de gato. 
Lagrimoso, nos invita a escuchar 
su último poema en La Flota: 
Esta noche lloré a chorros, 
con toda mi estatura, dentro de mí y fuera de mí, 
lloré como solo llora un hombre, 
cuando se acaba la esperanza y el azúcar, 
la dulce compañía de lirios y verdor. 
Lloré por los pechos mordisqueados por ratones, 
como aquel viejo pájaro cantor de Góngora, 
como el viento y aún más silencioso que el viento. 
Lloré con un llanto, largo y acuático, 
por el beso polisílabo, 
por las sábanas manchadas de cuerpos anónimos, 
por la mirada de un cielo duro y vidrio. 
Regresando solo y sin memoria, 
lloré encima de mi cuerpo y debajo de mi sombra, 
confundido y  atroz como un cubista, 
como un paisaje que desentierra sus raíces 
y descubre la piel más hermosa y diminuta 
en los dientes de un gusano. 
Dentro de La Flota la luz nunca se apaga, 
y derrama lágrimas como túneles, 
como las fotografías manchadas 
que guarda debajo de su cama.

8 comentarios:

  1. Algo me perdió en el poema...

    Pero hay muchas imágenes que son para relamerse, y es líquido y el ritmo sabroso.

    Pregunta, ¿Está escrito así de un tirón... o hay alguna división en estrofas? Me ayudarían un poco las segundas...

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. No sé que te habrá perdido, Germán. quizás la falta de un sujeto explícito. Hace ocho años, cuando lo escribí, creo que lo organice de un solo tirón y no había ninguna división de estrofas. Pero sí, se puede dividir para que sea más claro. Gracias, por pasar por estos rumbos.

    ResponderEliminar
  3. Estimadísimo Poeta Cristian Marcelo:

    A mí nada me perdió: mantuve mi tabla sobre la vertiginosa ola de tus palabras y seguí todas las consignas del agua, y aquí arribado en la arena, solo deseo remontarla una y otra vez.

    Deberías pedirle al caballero un manual de gustos personales y así escribir según sus indicaciones. Jolines, amigo: ser tan puntillozo y sin razón me da alergia. Diría uno que algunos son así para hacerse los importantes...

    Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

    Frank.

    ResponderEliminar
  4. Qué remilgos madre mía! No me lo imagino dirigiendo un taller de poesía.

    ResponderEliminar
  5. ...Si eso es contigo, un poeta de gran calidad, imagina con los pobres novatos! Tranquilos, tranquilos, no le demos ideas al bueno de Germán...

    ResponderEliminar
  6. De nuevo don perfecto Ruffino, que no lo es tal. Qué linda información: te echaron de la masonería porque un integrante no puede ser borracho, indisciplinado y sin la humildad suficiente, con ganas de escalar rápido llevándonse a sus superiores en banda como pretendía hacerlo. ¿Dónde estaba Ruffino hasta hace un año, antes de tener un blog? Aquí sí puede desbancar y crear oscuras conspiraciones como buen masón. Aparecer en un lista negra de primero no es coincidencia y es una abierta confrontación contra su persona. A usted se le debe neutralizar de alguna manera. Y eso haremos hasta desnudar sus actividades clandestinas que van más allá de escribir oscura poesía, por cierto, sin tanto valor como usted y algunos pretender hacerle creer a todo el mundo. Sabrá de nosotros más humanamente.

    ResponderEliminar
  7. Estimado anónimo: no sé,¿quién te persigue? ¿Por qué Frank Ruffino es el poeta más peligroso de la red? ¿por qué te ocultas bajo el cobarde anonimato? Me imagino que eres toda una autoridad literaria con bachillerato, máster, doctorado en Europa o Estados Unidos, premios nacionales e internacionales, te publica La Nación, El País, y quien sabe cuántas otras instituciones literarias o periodísticas. Creo que aún no has comprendido que la red es un espacio abierto, y se presta para muchas cosas, también para dar a conocer la poesía. Aquí, gracias a Dios o al Diablo, los poetas conocidos y desconocidos tienen un espacio, que no está sujeto a la censura implacable de los grupúsculos y los santones literarios. Creo que deberías aprender a leer: Frank solo indicaba que Germán era en extremo puntilloso (dicho de persona que muy minuciosa y concienzuda, a veces hasta la exageración, en lo que hace) Esta palabreja es un rasgo que describe perfectamente a mi queridísimo amigo Germán, quien si no fuera tan puntilloso tendría al menos diez cuentarios excelentes, porque es un escritor de maravilloso verbo e imaginación. En fin, es todo lo que tengo que decir, porque me aburre este juego de caretas y fantasmas que conducen a la nada.

    ResponderEliminar
  8. Estimado Poeta amigo:

    Agradezco tu defensa. Fui también invitado a opinar en el blog de William Venegas y me siguieron estas hienas tratando de enlodarme junto a otros poetas. Por fortuna Venegas reaccionó y eliminó (aunque un poco tarde, pasadas varias horas) comentarios al emplazarlo para que quitará la posibilidad de dejar anónimos en su blog.

    Hace semanas vienen jodiendo, mas luchar contra anónimos de esta clase baja es como desear pegarle puñetazos al viento.

    Disculpa, no he perdido ni el tiempo en leer esas calumnias, que me imagino lo serán por tu respuesta. Gracias hermano.

    Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

    Frank.

    P.D. En adelante mi consigna será no gastar pólvora en zopilotes.

    ResponderEliminar

Acerca de Posesiones de Lorena Vargas Mora

La poesía de Lorena Vargas Mora es una poesía concisa, sencilla, evocadora, capaz de atrapar el instante y la memoria. En ella, nos habl...